Cinco técnicas de estudio que te ayudarán a aprobar tus exámenes

Publicado el: 23/07/2015 Autor: Edutedis Archivado en: General

¿Quieres conseguir mejores notas en los exámenes? En este artículo te proponemos 5 técnicas  de estudio que te ayudarán a aprender a estudiar y a organizar mejor tu tiempo.

Uno de los problemas más frecuentes entre los estudiantes a la hora de enfrentarse a un examen es saber cómo, dónde y cuándo estudiar, si es mejor por la mañana o por la tarde, leyendo o memorizando, en casa o en la biblioteca.

¿Por qué un estudiante que se pasa horas estudiando no obtiene buenos resultados, y sin embargo, otros, obtienen resultados óptimos dedicándole solo una hora diaria? Esto es debido a la falta de planificación y metodología de aprendizaje siendo el “aprender a estudiar” una de las asignaturas más descuidadas dentro de los planes de estudios. Se sabe que aumentaría hasta un 50% el rendimiento en el estudio con un buen método de aprendizaje que  mejoraría el resultado en los exámenes y optimizaría el rendimiento.

A continuación te mostramos 5 sencillas pautas que puedes seguir:

1. Evita el estrés.

Existen varios factores que te pueden ayudar a reducir el estrés, entre ellos:

• El apoyo familiar, fundamental para cualquier actividad en nuestra vida.

• Sigue una buena alimentación como los plátanos, los frutos secos, sobre todo las nueces, las zanahorias y el pescado azul como el salmón y una buena  hidratación, al menos ocho vasos diarios de agua. Evita las bebidas demasiado azucaradas y excitantes como el café, el té o las bebidas energéticas ya que provocan nervios, ansiedad y taquicardia.

• Realiza técnicas de relajación, controla la respiración.

• Haz ejercicio físico moderado y compagina los estudios con actividades de ocio.

• Duerme un mínimo de siete u ocho horas diarias.

2. Elige tu horario ideal.

La elección entre mañana o tarde depende de tus gustos personales. Hay quién rinde más por la mañana y quién está más alerta después de la siesta. Para ello es necesario que crees un plan de estudio con suficiente tiempo con las horas dedicadas a cada asignatura y los momentos de descanso.

Según los expertos, se recuerda mejor lo aprendido en periodos largos que en pocos días, es decir, hay que evitar el “atracón” final pocos días antes del examen.

3. Crea un ambiente de estudio adecuado.

Los siguientes factores te ayudarán a elegir tu lugar ideal:

• La  habitación ordenada y bien ventilada a una temperatura de 21 o 22 grados centígrados.

• Evitar el ruido y las distracciones como la televisión, internet, los móviles o la música. En este sentido las bibliotecas ofrecen muy buenas condiciones de estudios.

4. Sigue buenos hábitos de estudio:

Siguiendo estos consejos evitarás el cansancio ocular y los dolores musculares durante las horas de estudio:

• Utiliza una silla ergonómica que mantenga la espalda recta, con los pies apoyados en el suelo y con reposacabezas.
• Es importante que utilices reposamuñecas para evitar molestias
• Evita estar demasiado cerca de la pantalla y utiliza siempre que sea posible la luz natural.
• Es necesario que descanses cada hora de estudio.

5. Sigue una técnica de estudio por fases:

Trata de evitar memorizar “de carretilla”. Se memoriza mucho mejor paso a paso siguiendo las siguientes fases:

•Haz una lectura comprensiva párrafo a párrafo
• Subraya lo más importante
• Resalta palabras clave
• Haz un resumen-esquema que responda a las preguntas: qué, cuándo, cómo, dónde y por qué.

Por último, no hagas caso de aquéllos que prometen aprobar sin estudiar. Aunque sigas estos consejos, al final la llave para aprobar un examen solo depende de una cosa: ESTUDIAR

Suscribirse al Newsletter