El Gobierno pretende generalizar los contratos fijos dificultando el uso de los temporales e impulsando como alternativa los contratos de formación

Como consecuencia de la inestabilidad provocada por la pandemia, son muchas las necesidades que surgen en materia laboral como la modernización de los ERTE, de las políticas activas de empleo o los nuevos programas de empleo joven ‘’Garantía Juvenil Plus’’. Otro de los temas más relevantes, en el que vamos a profundizar en este post, es el propósito de incrementar el número de contratos indefinidos frente a los temporales.

La reforma que afecta a la normativa laboral lleva el nombre de ‘’Nuevas políticas públicas para un mercado de trabajo dinámico, resiliente e inclusivo’’. Esta reforma implicará un volumen de inversión pública de 2.400 millones de euros entre 2021 y 2023.

 

Generalización del contrato indefinido

Los últimos avances en materia laboral que propone el Gobierno, abogan por mejorar la estabilidad de los trabajadores fomentando la contratación indefinida.

El 2019 terminó con una suma de 22,51 millones de contratos realizados en España, batiendo récords de contratación y rotación laboral. Aunque el número de contratos pueda parecer una buena noticia, lo cierto es que 9 de cada 10 nuevos empleos son temporales, lo que se traduce en una clara inestabilidad.

Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que el Gobierno persiga la generalización del contrato indefinido. Para ello, el Ejecutivo propone a los agentes sociales un endurecimiento legal del uso del contrato eventual por parte de las empresas con las siguientes acciones:

  • Simplificar y reordenar las modalidades de contratación laboral
  • Recurrir al contrato temporal solamente para actividades eventuales
  • Adecuar la regulación de los contratos de formación y prácticas
  • Revisar la aplicación de los contratos fijos discontinuos
  • Penalizar el uso excesivo de los contratos de muy corta duración

Como comentamos en este post hace un par de semanas, el Ministerio de Trabajo plantea incentivos empresariales a la contratación fija de hasta 9.500€ y de hasta 5.500€ por la transformación de contratos temporales a indefinidos.

 

Impulso de los contratos de formación

No nos sorprende que se pretenda impulsar los contratos de formación, ya que son múltiples las ventajas de este contrato tanto para la empresa como para el empleado.

El contrato de formación es el único contrato bonificado que permite ahorrar a las empresas más de 5.000€ al año.

  • La primera ventaja es que este contrato permite una reducción de hasta el 100% de las cuotas de la Seguridad Social.
  • En segundo lugar, la formación que recibe el trabajador por parte de la empresa es 100% bonificable. Además existe una bonificación adicional para financiar los costes de tutorización de la empresa que pueden ascender hasta los 80€.
  • Por último, existen incentivos por la conversión de contratos de formación a contratos indefinidos. Si la empresa decide convertir al trabajador en indefinido, podrá beneficiarse durante 3 años de una bonificación en la cuota empresarial a la Seguridad Social de 1.800€ anuales en mujeres y de 1.500€ anuales en hombres.

 

En Edutedis defendemos el contrato de formación como la mejor alternativa para las empresas en tiempos de crisis. Estos contratos pueden prolongarse hasta 3 años, tiempo en el que el trabajador adquiere experiencia y formación que le permitirá desarrollar cada vez mejor su trabajo.

Si necesita ampliar su plantilla recomendamos ahora más que nunca este tipo de contrato por la gran cantidad de beneficios que aporta a las empresas. Puede ponerse en contacto con nosotros si tiene alguna duda llamando al 900 101 694 o escribiéndonos a info@edutedis.com.