Los beneficios de la formación continua para las empresas

Publicado el: 08/09/2011 Autor: Edutedis Archivado en: Formacion Programada

Formación Continua para las empresas

La formación continua sigue cobrando cada vez más relevancia en las empresas, debido a las exigencias de un mercado cada vez más competitivo que exige a los profesionales una continua actualización de sus conocimientos para el desarrollo de su puesto de trabajo. Por ello, se ha convertido en una herramienta fundamental, tanto para la empresa como para los trabajadores, ofreciendo facilidades para su realización, como la posibilidad de realizar la formación continua a distancia.

A través de la web 2.0, la formación a distancia ofrece nuevos canales de comunicación con el alumno, como el e-learning o plataforma de teleformación, donde obtiene la posibilidad de una distribución de contenido y comunicación más directa y fluida, desde cualquier lugar en y cualquier momento.

Formación Continua a Distancia

De esta forma, la formación continua a distancia permite una mayor flexibilidad para el trabajador a la    hora de realizar su formación en la empresa, permitiendo una mejora de su competencia profesional       de  una forma fácil y adaptada al horario y tiempo que éste dispone. Por ello, se convierte en una          herramienta fundamental de la empresa que permite aumentar la productividad de sus empleados.

La formación continua permite a su vez, adaptarse de forma gratuita a las exigencias de la legislación       vigente de que deben tener las empresas en diversas materias, como en protección de datos de    carácter personal, prevención de blanqueo de capitales o prevención de riesgos laborales, donde la    formación en determinados casos, es de obligado cumplimiento para la empresa.

En un mercado cada vez más globalizado y competitivo, las empresas tienen la oportunidad de utilizar   esta herramienta de formación, obteniendo diversos beneficios:

 

  •  Formación Bonificada. El importe de la formación se deduce directamente en las cuotas de la    seguridad social a través del sistema de bonificaciones.
  • Beneficio fiscal: Puede deducirse hasta el 10% del importe de la formación en el Impuesto de Sociedades.
  • Constituye una mejora de las competencias profesionales de los trabajadores.
  • Aumenta la productividad y rentabilidad de la empresa aportando eficiencia en el trabajo de los empleados.
  • Permite adaptar a la empresa y a los trabajadores a los nuevos cambios tecnológicos que surgen en el mercado.

Suscribirse al Newsletter