¿Por qué una mujer tiene que trabajar 53 días más al año para cobrar lo mismo que un hombre?

El V Informe Brecha Salarial y Techo de Cristal elaborado por el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) nos sorprendía con este titular: ‘’Una mujer tiene que trabajar 53 días más al año que un hombre para ganar el mismo salario’’.

El informe, que ha conseguido captar la atención de múltiples diarios en los que se ha hecho referencia, también revela que las mujeres cobran 4.948€ menos de media que un hombre por realizar un trabajo de igual valor, lo que representa aproximadamente un 30% menos. Además, hay sectores en los que la diferencia de salario anual entre hombres y mujeres supera los 16.000€.

En la siguiente imagen se muestran los sectores en los que de media encontramos mayor desigualdad salarial:

 

Se estipula que tendrán que pasar al menos 121 años para acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres. Una brecha que, en vez de reducirse, se está ampliando como consecuencia de la pandemia. Durante el primer semestre de 2020 el salario de las mujeres sufrió una reducción del 14,9% frente al 11,3% de los hombres.

En general, las mujeres han sufrido más las causas de la crisis ya que en su mayoría ocupan puestos en sectores económicamente más vulnerables. Los datos dejan cifras similares a las que nos encontramos en la crisis de 2008. El tercer trimestre de 2020 cerró con una tasa de paro de 18,39% en las mujeres y de 14,39% en los hombres.

Volviendo a la brecha salarial, cabe destacar que la discriminación salarial que más se da en las empresas, no tiene que ver con el sueldo base, sino con los complementos y con reconocer una retribución diferente a empleos que tienen igual valor. Todo ello a pesar de que el Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 28, reconoce el derecho a la igualdad en las retribuciones económicas de hombres y mujeres, por la realización de un mismo trabajo o por un trabajo de igual valor.

 

Bruselas propone medidas para reducir la brecha salarial

La Comisión Europea (CE) ha presentado una serie de propuestas para aumentar la transparencia salarial en los países miembros de la UE y reducir la brecha de género. Entre las más destacadas encontramos las siguientes:

- Los trabajadores tendrán derecho a solicitar información sobre su nivel salarial individual y los niveles medios en la organización, por sexo y por categorías de trabajadores para tareas equivalentes.

- Los empleados que hayan sufrido dicha discriminación salarial, podrán reclamar compensaciones para recuperar el salario y/o bonus no recibidos.

- No se tolerará una brecha salarial superior al 5% sin una causa objetiva.

- Las empresas e instituciones públicas deberán aportar información sobre el salario inicial o el rango en la oferta de empleo o antes de la primera entrevista.

- No está permitido preguntar los sueldos previos a un candidato en una entrevista de trabajo.

- Las empresas con más de 250 trabajadores deberán hacer públicos los datos sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres en la compañía.

- Los países deberán fijar multas para las empresas que no cumplan estas medidas en función de la gravedad y duración de la falta, debiéndose fijar un mínimo de multa económica.

Afortunadamente, la Igualdad Retributiva es uno de los puntos de los Planes de Igualdad, ya obligatorios para empresas con más de 100 trabajadores. Por lo tanto, teniendo en cuenta que son muchas ls empresas que ya tienen que implantar estas medidas y las propuestas de Bruselas, cada vez serán más las empresas en las que la igualdad salarial sea una realidad.