Prevención de Blanqueo de Capitales

Ante la situación obligatoria por parte de determinados sujetos adoptar medidas preventivas, para evitar el blanqueo de capitales y financiación del terrorismo, nuestro equipo de Consultoria dispone de servicios para asesorar a la empresa y a los trabajadores, adaptándose a la ley de prevención de blanqueo de capitales, así como la realización de los trámites necesarios para su estricto cumplimiento

Cumple con la normativa en sólo 4 pasos:

1. Nombramiento de Representante ante el SEPBLAC. El Representante actúa como coordinador de todas las actividades que realiza la Organización/empresa para prevenir el Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo.

2. Establecer un Órgano de Control Interno. El Órgano de Control Interno se encargará de transmitir de manera eficaz al resto de la Organización/empresa su política de Prevención del Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo.


3. Elaboración del Manual de Procedimientos. Contendrá las medidas y procedimientos llevada a cabo por la Organización/empresa para llevar a cabo su política de Prevención del Blanqueo de Capitales y de la Financiación del Terrorismo.


4. Formación continuada de los Sujetos Obligados y su personal. La Organización/empresa debe realizar planes de formación sobre la materia dirigidos a los empleados con la finalidad de conseguir la capacitación adecuada para detectar operaciones relacionadas con el Blanqueo de Capitales y la Financiación del Terrorismo y saber cómo proceder en estos casos.

Preguntas frecuentes

¿El empleado, que comunique, de buena fe, al Servicio Ejecutivo una transacción sospechosa de blanqueo, quedará exento de responsabilidad frente al cliente?

Sólo quedará exento de responsabilidad, frente al cliente si realiza la comunicación de buena fe, como bien dispone el art 23 de la ley 10/2010 de 28 de abril de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo.

 

¿Qué quiere decir diligencia debida?

El concepto de diligencia debida equivale a actuar con suficiente cuidado, evitando la negligencia y comportándose de la forma más eficiente, la ley 10/2010 de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo impone obligaciones respecto de conocer e identificar al cliente, así distingue medidas de diligencia debida, normales, reforzadas o simplificadas (distinguiendo una diligencia aumentada para los clientes con más riesgo y una disminuida para los que apenas lo tienen).

 

Respecto de la ejecución de una transacción sospechosa de blanqueo de capitales ¿cómo debe ser la comunicación al SEPBLAC? ¿Debe realizarse la operación?

La comunicación debe realizarse de forma previa y respetando el artículo 19 de la ley 10/2010 de 28 de abril, que establece que los sujetos obligados, se abstendrán de ejecutar cualquier operación, sin antes comunicarlo al servicio ejecutivo de la comisión, sin embargo. Cuando dicha abstención no sea posible o pueda dificultar la investigación podrá ejecutarse la operación, efectuando inmediatamente una comunicación de conformidad con lo establecido en el artículo 18 de la ley.

 

¿De no existir operaciones susceptibles de comunicación hay que realizar alguna gestión?

Sí, los sujetos obligados deben comunicar esta circunstancia al Servicio Ejecutivo de forma semestral.