Claves para combatir el estrés laboral

Publicado el: 15/04/2016 Autor: Edutedis Archivado en: General

En muchas ocasiones podemos encontrarnos con síntomas de ansiedad, nerviosismo e incluso temor, tanto en nuestro ámbito personal como laboral. En este post pretendemos aprender a identificar el nivel de estrés que tenemos y cómo podemos combatirlo de forma eficaz sin que afecte a nuestra vida diaria.

El estrés es una respuesta natural del organismo que funciona como un mecanismo de defensa para afrontar situaciones que considera como una amenaza para nuestra estabilidad.

Existen distintos tipos de estrés laboral, como ejemplo destacamos: un ambiente laboral difícil, altas responsabilidades debido al nivel que se ocupa en el puesto, sobre carga de trabajo y no tener control sobre las tareas que realizamos.

Aunque a veces sea difícil de controlar el estrés, existen algunas claves que nos pueden ayudar a combatirlo y a recuperar el equilibrio. A continuación mostramos algunas de ellas:

1.     Repasa todas las tareas que tienes que realizar durante el día.  Haz un análisis de forma rápida sobre las responsabilidades que tiene que realizar durante transcurso de la mañana o de la tarde.

2.     Planea las tareas pendientes. Es recomendable hacer un planning con las tareas previstas a realizar y enumerarlas por nivel de importancia, así podremos solucionar las más importantes o urgentes antes y dejaremos las menos relevantes para el final del día.

3.     Ten organizado tu espacio de trabajo. Este aspecto es muy importante, sobre todo en aquellas ocasiones en las que te urge encontrar documentación y tu espacio de trabajo se convierte en un caos. Tener la mesa ordenada y conocer dónde se encuentra cada cosa es imprescindible para evitar posibles situaciones de estrés.

4.     Mantén una dieta saludable. Una correcta alimentación nos va a proporcionar la energía necesaria para afrontar situaciones de estrés.

5.     Date un respiro para pensar. A veces nos sentimos agobiados al tener pendientes numerosas cosas para entregar, llegando incluso a cometer errores al no prestarles la atención suficiente. Una pequeña pausa nos hará refrescar nuestra mente y ser más eficientes en nuestro trabajo.

Además de seguir estas sencillas pautas, es importante que aprendas a desconectar del trabajo durante las vacaciones,  evitando tener esa tensión laboral que es la que nos produce estrés. También puedes realizar actividades para distraerte como hacer ejercicio o dedicar tu tiempo libre a algún hobby que tengas.

Suscribirse al Newsletter